Cigana de Fe

Corría el siglo XVII…Al sur de la vieja Europa llegaban los primeros campamentos de gitanos provenientes de oriente. Emigrantes a la fuerza, dado que fueron prácticamente desterrados por su estilo de vida y por ser considerados brujos y hechiceros. Un pueblo alegre y divertido, amantes de la naturaleza, su techo era el cielo. Gustaban de los cantos y las danzas. Sus habituales fiestas solían ser alegradas por el sonido de castañuelas, guitarras, violines y pandeiros.
Entre la deslumbrante belleza de las gitanas sobresalía una en especial.
Una esbelta morena de ondulados cabellos negros y ojos celestes,
que se enmarcaban en la belleza de su rostro.
Su nombre era CORINE… (Significa, doncella)…De hecho era la única hija mujer del jefe del campamento. CORINE solía ser una joven alegre y divertida, heredera de la sabiduría de sus ancestros, siempre dispuesta a ayudar a sus paisanos en lo que fuere necesario.
Al borde de sus 20 años, CORINE notaba que su corazón latía diferente, se había instalado el amor en su corazón.
Lo que nunca imagino es que ese amor se convertiría en el calvario de su vida.
Enamorada de CAPPI… (Significa buena fortuna) y el también de ella, debían mantener su amor oculto. Debido a que el era un mestizo adoptado y no un gitano puro, nunca iba a ser aceptada aquella unión.
Así pasaron dos años amándose a escondidas, disfrutando del poco tiempo que tenían para estar juntos.
Enterado su padre de aquella relación, hizo desaparecer a CAPPI…
A partir de ese momento la vida de CORINE pasó a ser un tormento.
Sus ojos ya no brillaban, la sonrisa se había borrado de su rostro.
En vano buscaba una respuesta, pero nadie se la daba…
Una noche despertó abruptamente de su sueño y como guiada por un impulso extraño se dirigió ala espesura del bosque. Llego al pie del viejo árbol que fue testigo de los más bellos momentos de su vida, y en ese mismo lugar sintió que su mundo se derrumbaba.
Al pie de aquel viejo árbol, donde empezó a construir sus sueños de una vida llena de amor y felicidad, yacía sin vida el cuerpo de su amado.
Embargada por el llanto y la incertidumbre se dejo caer abrazando el cuerpo del hombre al que había jurado amor eterno.
No siendo suficiente semejante dolor, ve clavada en el corazón de su amor la FACA de su padre. Sin dudarlo, enceguecida por el dolor arranco la FACA, miro al cielo por un instante y se quito la vida….
La tristeza cayó como un manto sobre aquel campamento.
Ya no había alegría ni se escuchaban violines y pandeiros, solo el cantar de lamentos.
Los cuerpos jamás fueron encontrados, solo la FACA atravesando dos corazones tallados en el viejo árbol…
Hoy se dice que el alma de aquella cigana, divaga por los caminos, ayudando a unir las almas de aquellos corazones en lazados por el amor, trabajando para que alcancen la eterna felicidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp WhatsApp

Uso de Cookies: Utilizamos "Cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar